Construcción industrializada: el camino para reactivar el rubro post pandemia

Construcción industrializada: el camino para reactivar el rubro post pandemia

Para poder industrializar en el rubro de la construcción, hay que contar con tres factores indispensables: personas, tecnología y metodología.

La pandemia ha afectado de diferentes maneras a todos los sectores económicos del país. Uno de los rubros que más se ha visto golpeado ha sido la construcción, como señaló Ronald Castillo, jefe de Operaciones de E2E, en el programa Educación Técnica para el Futuro, de Radio Agricultura.

“Para nosotros, que somos parte del rubro de la construcción, ha sido bastante difícil, desde que inició la pandemia la construcción, en general, ha caído mucho, se han detenido muchos proyectos, ha sido un período bastante complicado; sin embargo, tenemos esperanza de que esto se está recuperando”, afirmó.

Para Castillo, la construcción industrializada será la clave para reactivar el sector, debido a que E2E utiliza tecnología, personas y metodología para realizar el cambio que ayudará a recuperar rápidamente a la industria de la construcción. “Gracias a la construcción industrializada tenemos plazos, eficiencia, costos, que son acotados y conocidos, lo que nos permite ser la carta para las constructoras para poder recuperar rápidamente este tiempo que han pasado sin poder construir”, precisó. Y es que dado que en E2E se trabaja dentro de una planta, “nosotros podemos fabricar y almacenar”, agregó.

Qué es la industrialización

La construcción industrializada se trata de estandarizar la construcción tradicional, cuya productividad lleva más de 50 años estancada. “Al ser una construcción que tiene un método y una estructura diferentes, permite hacer avanzar la construcción y llevarla a un sistema industrializado, a una industria 4.0, con mucha metodología y estandarización de procesos, con diferentes y mejores controles de calidad, trazabilidad, lo que termina derivando en una construcción mucho más acotada, con plazos conocidos, con certeza de los costos, con mucha más seguridad y gente más capacitada”, comentó Castillo.

Según el ejecutivo, los plazos de entrega de obras industrializadas se reducen en aproximadamente un 30%, en comparación a la construcción tradicional, “trabajando obviamente con todas las herramientas que tenemos actualmente: digitalización, como los sistemas BIM, mucho trabajo en la nube, etc.”.

La empresa E2E diseña y produce un sistema constructivo industrializado basado en paneles con estructura de madera, con un alto performance térmico, acústico y resistencia, ofreciendo a sus clientes un sistema altamente tecnológico, muy preciso, con costos conocidos antes que empiece la obra y un plazo acordado. Gracias a esto, han acortado los tiempos totales de construcción, que significan un retorno de la inversión más rápido y menores costos totales.

Tecnologías innovadoras

Es importante señalar que en la construcción industrializada es totalmente diferente la forma constructiva a lo que es la construcción tradicional, enfatizó el jefe de Operaciones de E2E: “nosotros trabajamos con máquinas de control numérico computacional, que están más asociados a otro tipo de industria, el proceso en sí es bastante automatizado por lo que requiere de mucha formación técnica y mucha inteligencia por parte de los operadores”.

La planta de E2E ubicada en Maipú, explicó Castillo, cuenta con la mejor tecnología que hay disponible en el mundo para este tipo de construcción, “la trajimos desde Alemania, que son los fabricantes top de este tipo de tecnología y, además, trabajamos con metodología LEAN; metodología de mejora continua y de LEAN manufacturing, que generalmente está asociado a industria con altos procesos y altos estándares de automatización e industrialización”.

Para poder industrializar, Ronald Castillo contó que es indispensable tener 3 factores, primero una muy buena tecnología, segundo, y lo más importante, muy buenas personas, muy buenos colaboradores en la parte técnica, “porque tecnología sin recursos humanos, no es nada” y, por último, mucha metodología. “Es ahí donde hay que meterle mas cabeza a este tipo de industria, podemos tener los mejores operadores, la mejor tecnología, pero si no tenemos una estructura de una industria 4.0, una metodología basada en la mejora continua, en LEAN manufacturing, es super difícil poder alcanzar los números o las producciones que una planta como la nuestra es capaz de alcanzar”.

Menos residuos

Otro gran diferenciador entre el sistema tradicional y el industrializado es que al hacer las cosas en fábrica se tiene más control de procesos, todos los materiales son optimizados; es decir, las pérdidas de materiales, como por ejemplo, de placas de yeso cartón u OSB, prácticamente se reducen a cero, “porque todos los procesos están pensados en optimizar, lo que está muy ligado a la sustentabilidad, con menor cantidad de residuos, una mejor optimización de las materias primas y también una mejor optimización energética”, de acuerdo con Castillo.

Al ser procesos controlados, planificados, programados y procesados con una planta industrial se reducen los tiempos y todas las energías, que se involucran en estos procesos obteniendo un producto de mucha mejor calidad y sin generar residuos.

La entrevista completa está disponible aquí

E2E - Creando una nueva forma de habitar