Áreas de difícil acceso podrán contar con viviendas en solo dos días, gracias al desarrollo de la Casa Lelfün

El futuro de la construcción está en la industrialización

Un instructivo describe todos los procedimientos para que el montajista pueda realizar el proceso con autonomía, sin presencia del equipo que ofrece estas soluciones constructivas de alta precisión.

Al 19 de junio de 2020 y de acuerdo al catastro elaborado periódicamente por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) en base a información propia, así como de GFK Adimark y BMI Servicios Inmobiliarios, eran 867 los proyectos paralizados en las distintas zonas en cuarentena. Esto le dio un fuerte golpe al empleo y puso en tela de juicio la velocidad de las obras.

No obstante, este escenario complejo para muchos es, precisamente, el que le abrirá las puertas de par en par a la construcción industrializada, debido a los menores tiempos y costos que presenta, en comparación con el método constructivo tradicional, por una parte, y a la madera, por la sustentabilidad asociada a este material.

“El próximo año deberemos recuperar el tiempo perdido y ahí la industrialización en madera es fundamental. Nos estamos preparando para lo que se viene, porque se va a necesitar que como país apuntemos a disminuir el déficit de 450.000 viviendas en Chile”, señala el gerente general de E2E, Felipe Montes.

Es en medio de esta preparación que el equipo de ingeniería de E2E ha desarrollado Casa Lelfün, un kit para el montaje de viviendas en sectores rurales, que incluye un conjunto de planos, un instructivo de montaje, más todos los paneles de madera ordenados, un kit de materiales, con las conexiones entre paneles y del panel al radier, los sellos, etc.

“A través de este set entregamos la información general del proyecto, la preparación de las fundaciones o radier y las soluciones constructivas para los distintos tipos de muros y sus ubicaciones”, cuenta Lucas Apparcel, ingeniero de E2E. A ello se suman otros planos de detalles más específicos de conexiones, sellos y otros que involucran la construcción de una vivienda.

Además, el instructivo describe todos los procedimientos a seguir, por lo que “el montajista debe leer y estudiar este documento para saber realizar el paso a paso, conocer cuáles son las tolerancias, las holguras, los materiales y las precauciones a considerar”, explica el ingeniero. El objetivo es que el montajista -una constructora o profesional del sector- pueda realizar este proceso autónomamente, sin necesitar la presencia del equipo de E2E en el terreno.

Pese a ello, la compañía realiza un acompañamiento para resolver todas las dudas que se presenten e ir corroborando la calidad de la construcción. “Esto es muy importante, porque a medida que se va desarrollando el montaje, hay que ir cumpliendo con todos los estándares de calidad. Hay hitos que se deben ir cumpliendo y cada vez que se completa uno, es necesario hacer una revisión de calidad, para poder continuar con el proceso”, comenta Apparcel.

Si bien actualmente se consideran solo muros, en una segunda etapa la compañía espera desarrollar el sistema de cubierta, para entregar el proyecto completo. Y para lograr una construcción global eficiente, se entrega un proyecto de conexión de cerchas que conversen tanto estructural como constructivamente con los muros E2E.



Una primera vivienda

Para alistar su desarrollo, E2E elaboró una casa de 55 metros cuadrados, con tres dormitorios, baño y cocina, living y comedor, que será montada cerca de Molina, en la Región del Maule. Con ello, llegó a optimizar la fabricación de los paneles en la planta de Maipú, a través de los materiales en términos de dimensiones, para tener la menor pérdida posible de material. A su vez, esto permitió optimizar el transporte, el que podría realizarse en un camión con una rampa de 7 metros, en vez de uno de 14, lo que supone un menor precio asociado al transporte, así como menores dificultades para llegar a la obra.

“Este es un proyecto que aprovecha muy bien los espacios con respecto a la panelización que nosotros realizamos. Entonces, la relación entre metros cuadrados de la casa y el porcentaje y la utilización de los paneles es muy buena”, ratifica el profesional.



Más innovaciones

Casa Lelfün incluye ventanas termopanel y también cumple con toda la normativa vigente en relación con la resistencia al fuego, la aislación térmica y acústica, así como con la protección perimetral contra humedad. Sin embargo, ahora incorpora otros materiales. “En otros proyectos ocupábamos un OSB más una membrana hidrófuga. Ahora estamos utilizando un OSB que viene con esa protección hidrófuga incluida en la misma placa, y sobre ella se ponen los respectivos sellos más la cinta flashing tape, que tiene alta duración en la intemperie y frente a los rayos UV”, precisa.

Asimismo, el equipo de E2E ha trabajado en mejorar la hermeticidad y estanqueidad de la vivienda, a través de diversas soluciones que permiten el sellado en todos los posibles puntos de filtraciones. Por ejemplo, en esta ocasión, cambiaron el sistema de fijación al radier, usando presoleras, en vez de herrajes metálicos.

En términos de tiempo, E2E puede producir esta casa en un medio turno de la planta y el montaje está pensado para dos días: uno para la preparación de terreno y radier, descargar los materiales, realizar el trazado, la ubicación de las presoleras, la perforación; y otro para instalar todos los muros y realizar las conexiones. Y a ello es necesario añadir el tiempo de traslado, que varía según la zona del país.



Galería

E2E - Creando una nueva forma de habitar