Se inauguró la primera planta chilena de industrialización de viviendas en madera

La planta de E2E lleva funcionando desde enero de 2019. En septiembre se dio el puntapié oficial, en presencia de autoridades de gobierno y del mundo privado.

Con la participación del ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg; ejecutivos de Arauco, representantes del grupo belga ETEX y profesionales de arquitectura y construcción, se inauguró la primera planta de industrialización en madera E2E, que tiene por objetivo mejorar la habitabilidad y sustentabilidad de la construcción en Chile, mediante la producción de paneles con estructura de madera.

Con la puesta en marcha de esta planta y las tecnologías incorporadas, se apunta a hacerse cargo de la necesidad de vivienda que existe actualmente en el país, dado que es posible lograr una disminución en los plazos de entrega. Por ejemplo, un conjunto de viviendas puede estar listo en ocho meses, en vez de en 12.

Por otra parte, se consigue una menor generación de residuos, puesto que casi toda la obra se lleva a cabo en la planta, lo que disminuye el volumen de desechos en comparación a los que se generan durante una edificación tradicional.

Por ello, se trabaja en la creación de una nueva forma de habitar, más amigable con el medio ambiente. Esa sustentabilidad también está dada por la madera. Si bien en Chile “solo el 15% de lo que se construye es en madera, la meta es duplicar esa cifra en 2020”, plantea Felipe Montes, gerente general de E2E.

Y es que es el material del futuro. Desde el mismo Ministerio de Vivienda, las autoridades así lo han declarado y esperan que este sea utilizado en la construcción a nivel nacional dentro de 20 a 40 años.

“La madera ha tenido una buena aceptación por la disminución del CO2 y porque es un producto amigable con el medio ambiente”, afirma Montes. Por ello, E2E participará en el llamado del Serviu de la Región de O’Higgins para construir el primer edificio icónico en madera de seis pisos.

Galería

E2E - Creando una nueva forma de habitar